Sistemas de Intrusión - Alarmas

 

 

El sistema de seguridad más difundido y más conocido es el sistema de alarma de intrusión, antes denominado sistema de antintrusión y antiefracción, reconocido como uno de los cimientos de la seguridad de los bienes.

 

Sus objetivos fundamentales son: detectar a tiempo todo intento de intrusión indeseada; señalar puntualmente el hecho para que el personal profesional adiestrado intervenga rápidamente; disuadir a los delincuentes.

 

Diseñar una instalación de alarma por intrusión y robo significa, en primer lugar, analizar el riesgo para concentrar esfuerzos y recursos en la defensa de las zonas más vulnerables, y luego adoptar las medidas más indicadas para contrarrestar las amenazas previstas con los recursos disponibles. 

 

 

Los sistemas de alarma de intrusión constan de:

  • Central de control con microprocesador, de las dimensiones adecuadas, que supervisa el funcionamiento de todo el sistema; puede interpretar los mandos que recibe desde afuera, verificar el estado de los detectores y preparar los avisos locales y remotos.
  • Sensores y detectores escogidos entre los más aptos, sea por funciones que por tipo de lugar (interiores, exteriores, cableados o sin cables);
  • Dispositivos de mando, es decir, los instrumentos con que el usuario interactúa con el sistema; mandos, llaveros,  smartphone, tablet y ordenadores.
  • Dispositivos de aviso y transmisión para enviar eventos mediante sistema de GPRS, ethernet (IP), llamadas, etc... a la central receptora de alarmas para su verificación y aviso a Cuerpos de Seguridad en caso necesario.

 

 

Pulse aquí para solicitar más información y un experto le visitará sin ningún compromiso para hacerle un estudio personalizado de la instalación más adecuada a sus necesidades.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Grupo Alnegon Consultores SL